Esta página em português

SABIDURÍA

  1. Yi Jing Orienta
  2. Yi Jing: Una herramienta para el autoconocimiento
  3. Glosario
  4. Sabiduría
Glosario

CONTENIDO DEL GLOSARIO

Introducción

Sabiduría

Tendencias y circunstancias

Las cuatro modalidades básicas

Formas de actuar

Resultados de la acción

Términos técnicos

Frases importantes

Por lo tanto, ¿cómo y por qué actuar?

SABIDURÍA

Saber: 知 zhï

知 [111-03; W131E]: Representa una boca 口 kôu hablando como una flecha 失 shî certera. Significa: “Saber, realizar, entender, estar al tanto de; apreciar, distinguir, estar familiarizado con; recordar, ver; informar, hacer, saber; conocimiento, ser consciente, consciencia, habilidad para conocer; sabiduría”.

Para Hansen (1992, pág.85) [Subrayados míos]:

“Zhï es más parecido a habilidad que a procesamiento de alguna información. Debemos entender zhï como saber cómo, y no como saber o conocer sobre”.

A su vez, Hall y Ames (1998, pág. 30) dicen:

“Zhï no puede ser reducida a estados mentales. No es un proceso abstracto, sino una actividad profundamente concreta que busca maximizar las posibilidades existentes y las condiciones que contribuyen a ellas. Saber es obtener lo máximo de cada situación. Es hacer el mundo. Como tal, el hacedor no es independiente de las circunstancias sino, más propiamente, es un elemento constituyente del proceso creativo de hacer un mundo. Con frecuencia es entendida como “pre conocimiento” debido a su fuerte connotación de actuación. No significa acceder a una fuente reveladora, sino la habilidad de anticipar un futuro particular, y la fuerza de carácter para consolidar la comunidad humana de tal manera que lo haga posible.” 1

Referendo-se a zhï, Jullien (1997, pág.181) diz:

“Se trata realmente de conocimiento, pero concebido de otro modo. Si nuestra tradición filosófica pensaba en el conocimiento en una relación de sujeto a objeto y de acuerdo a un objetivo teórico (al mismo tiempo que descriptiva y desinteresada), la concepción del conocimiento que aparece aquí corresponde a un proyecto completamente diferente. Yo propondría esquematizar así la diferencia: por un lado, este otro tipo de conocimiento no se ejerce sobre un objeto (a ser identificado), sino sobre un curso (a seguir), su marco no es el espacio abierto por la mirada, el de la res extensa, sino un desarrollo temporal; por otro lado, no encuentra su fuente en un sujeto que detenta las facultades (clasificadas jerárquicamente por nuestra teoría del conocimiento), sino la aptitud para continuar un proceso (cuyo ideal, en consecuencia, es no dejar que jamás se bloquee o se sumerja) […]. Por eso este conocimiento no procede por abstracción (que define “formas”, “ideas”), sino por “familiarización” (adquirida a través de la experiencia íntima de un desarrollo); no apunta a la determinación atemporal de una verdad con un objeto especulativo, sino a la aprehensión anticipada de una evolución, para poder activarla mucho mejor. Su ideal, en consecuencia, no es la felicidad (griega) obtenida por la contemplación de un ser eterno inteligible, sino la aptitud para no dejarse desconcertar jamás por las transformaciones; de poder, por el contrario, anticiparlas continuamente y favorecer su llegada”.

En China, sobre todo en el taoísmo, el ideal del saber es 無 知 wúzhï, lit. ‘no saber’. Sin embargo, esto no significa, como podríamos creer, ‘ignorancia’ (que es indicada por la palabra 冥 míng), sino un saber sin mediación, un saber difícilmente expresado en palabras, un saber que solo se puede comunicar por el ejemplo. ¿Alguien puede explicar cómo atar los cordones de los zapatos? No, ese saber no se explica, se muestra. ¿Alguien puede explicar cómo tocar un instrumento? No, ese saber solo se aprende practicando, practicando y practicando hasta que se pueda tocar una melodía sin pensar en ella ni en el instrumento, ni siquiera en los movimientos de los propios dedos. Eso es wúzhï.

Aunque tiene su origen en otra tradición, Krishnamurti consiguió expresar lo que hay detrás de wúzhï cuando dice (Diario de Krishnamurti, Cultrix, pág. 157):

“Precisamos liberarnos de la palabra, colocarla en su debido lugar, sin atribuirle excesiva importancia; debemos ver que la palabra no es la cosa, y que ésta jamás será la palabra; prestar atención a los peligros contenidos en las distintas modalidades de palabras, sin descuidar su empleo concienzudo y correcto. Es necesario ser sensible a las palabras sin dejarse dominar por ellas; ser capaz de romper la barrera verbal al considerarnos un hecho; y estar en condiciones de neutralizar el efecto venenoso de las palabras sin volverse insensible a su belleza. Es importante abandonar toda identificación con la palabra y estar preparado para analizarlas de manera libre para escapar a la trampa y al engaño que encierran. Son meros símbolos, nunca la cosa real. El velo de las palabras sirve de abrigo a la mente fraudulenta, frívola y perezosa. Esclavizarse a las palabras es el principio de la inacción que solo es acción en apariencia; la mente atada al símbolo no llega muy lejos. Cada palabra, cada pensamiento influencia a la mente, y ésta, cuando no comprende el proceso de pensar, se vuelve esclava de las palabras, dando así inicio al sufrimiento. Las conclusiones y las explicaciones de nada sirven para liberarnos del sufrimiento”.

En el zen, que se define a sí mismo con una “enseñanza sin palabras”, el concepto de wúzhï se expresa en la conocida historia: “Al principio, yo era ignorante, y las montañas no eran montañas ni los ríos, ríos; después de estudiar, las montañas se volvieron montañas y los ríos, ríos”. Por lo tanto, wúzhï no es ‘ignorancia’, sino el ‘olvido de lo aprendido’; refiriéndose al saber que queda una vez olvidadas las palabras usadas para aprenderlo. Un pianista es juzgado por la calidad de su interpretación y no por la precisión con la que describe las técnicas de digitación o las partes en que se divide la obra ejecutada, cosas que una vez tuvo que aprender para llegar a donde llegó.

A su vez, Herrigel (1975, pág. 71) refiere su sorpresa por el hecho de que su profesor japonés de tiro con arco fuera capaz de atinar en el blanco en medio de la oscuridad dos veces seguidas. Pero podemos comprender fácilmente que el profesor, después de largos años de práctica, era capaz de saber dónde se encontraba el blanco simplemente por la posición de sus propios músculos, todo ello sin la intervención de pensamientos conscientes.

PALABRAS CLAVE

HÁBIL:
Entrenado, apto, capaz, competente, conocedor, con recursos, desenvuelto, diestro, eficaz, eficiente, ingenioso, inteligente, experimentado, habilidoso, hábil, trabajador, mañoso, astuto, maestro, experto, práctico, sabedor, talentoso, versado. Agudo, refinado, astuto, sagaz, elocuente, atento, atinado, avisado, diestro, docto, educado, ingenioso, entendido, erudito, ilustrado, despierto, instruido, lúcido, buscavidas, penetrante, perspicaz, zorro, sabio, sensato. Capacidad, aptitud, competencia, destreza, maestría, pericia, práctica, talento. Agilidad, ligereza.
SABIDURÍA:
Prudencia, reflexión, sentido común, templanza; prever, presentir; experiencia, práctica, habilidad, entrenamiento.

Utilización

H01Com // H023Pim // H195 // H39Exp // H54Img // H601Pim // H641Pim, H646Pim 2

Persona sabia: 君 子 jün zî

君 [030-04; W44C]: Una mano que ejerce autoridad 尹 y una boca 口 que dicta leyes. Significa; “jefe, señor, soberano, príncipe”.

子 [039-00; W94A]: Representa a un bebé con las piernas dobladas, y significa: “hijo; título honorífico; tras el nombre de una persona, indica dignidad”.

El Yi Jing se refiere al sabio no tanto por sus conocimientos, sino por su estatura moral. La persona sabia, 君 子 jünzî, es el antónimo de 小 人 xiâo rén, “hombre pequeño, hombre común u hombre inferior”. El sabio tiene la capacidad de sintonizar su conducta con las tendencias del momento, aunque eso signifique no actuar, manteniendo inmutables, al mismo tiempo, sus principios morales.

La traducción normal de ‘hombre superior’ puede interpretarse como que tiene una connotación de ‘autoridad o estatus social’ o de ‘creerse por encima de los demás’. Por otra parte, “probo” se refiere solamente al carácter moral de la persona y no a su sabiduría. Finalmente, ‘persona’ elimina el sesgo sexista que tiene la palabra ‘hombre’.

PALABRAS CLAVE

Hombre de bien, probo, decente, correcto, digno, honesto, honrado, íntegro, justo, leal, recto, serio, virtuoso. Sabio, sensato, equilibrado, juicioso, prudente (Véase ‘saber’).

Utilización

Muy utilizada en todos los textos para expresar un ideal de conducta.

Principio, razón: 理

理 [095-07; W83A]: Jade 玉 , con marcas que recuerdan a un terreno regado 田 tián, en el campo 土 . Significa: “Las líneas o marcas en una piedra preciosa; lógica, razón; un tema, una teoría; la adecuación de las cosas; correcto, como un principio abstracto; verdad, realidad; verdad o principio original; principio universal”.

La palabra prácticamente no se utiliza en el Yi Jing, ya que adquirió su estatus filosófico con el neo confucionismo en el siglo XI, pero es muy importante para comprender el pensamiento chino. Normalmente es traducida como principio o razón, pero es necesario, no obstante, eliminar de estas palabras algunos significados propios del pensamiento occidental.

Nuestro concepto de razón tiene su origen en la expresión “a es a b como c es a d”, y establece una relación clara y precisa entre los términos involucrados. Cuanto más claro sea este enunciado, más cerca estaremos de expresar de forma ideal esa relación. Esta forma ideal explica la lógica que vemos operar tras los fenómenos considerados. Por lo tanto, pretendemos superar lo que imaginamos que es una corrupción propia de la naturaleza, y buscamos formas puras que la trasciendan. Por eso preferimos rectas, triángulos, círculos, etc., a los que atribuimos un estatus superior ante otras formas que consideramos corrompidas por los sentidos o por las circunstancias.

Dunas de arena

China vio las cosas de manera diferente. Para ella, la lógica tras los fenómenos poseía lo que en Brasil llamamos ginga. Es el resultado de una danza ejecutada por las variables involucradas, y, así, una recta o un triángulo es algo totalmente artificial y desprovisto de belleza o de significado fundamental. El ideal está representado por las marcas en el jade o por el efecto del viento en las dunas de arena. Es obvio que esta forma de ver las cosas se originó en la extrema importancia que los chinos atribuyeron siempre a la naturaleza.

no está lejos de algunos de los significados de la palabra razón. Para Hall (1998, pág. 30), es aquello que “da sentido a las cosas”, sólo que implica una actividad analógica que construye categorías 3 e identifica, por medios analógicos, detalles correlacionados que manifiestan patrones de relación inherentes dentro de las cosas y sucesos. En otras palabras, en China siempre ha predominado el pensamiento analógico 4, mientras que en Occidente se le dio prioridad al pensamiento lógico.

Vemos que China no consideraba que los fenómenos fuesen caóticos o desprovistos de reglas que los guiasen; simplemente, su forma de considerar estos principios era totalmente diferente a la nuestra.

PALABRAS CLAVE

PRINCIPIO:
Lo que sirve de base a algo; causa primera; Lógica: en la deducción, la proposición que le sirve de base, aunque de manera provisional, y cuya verdad no es cuestionada”. Causa, germen, origen, motivo, raíz, razón, semilla, premisa.
ANALOGÍA:
Afinidad, coherencia, conformidad, equivalencia, parecido, correlación, semejanza, similitud.

Utilização

H02Com

Agudeza, claridad, obvio: 明 míng

明 [072-04; W42C]. Representa el sol 日 y la luna 月 juntos. Significa: “Claro, brillante, luminoso; inteligible, evidente; aclarar, iluminar; abrir, revelar, manifestar, explicar; distinguir claramente; penetrante, inteligente; entender; iluminación; habilidoso”.

Míng, traducido generalmente por ‘iluminación’, no tiene necesariamente una connotación mística ni se refiere a un estado mental diferenciado o ‘elevado’. Por el contrario, míng se refiere a aquello que es obvio y claro, pudiendo ser comprendido con el sentido común. Zhuangzi utiliza míng de esta manera cuando dice: “Si deseamos afirmar lo que los demás niegan y negar lo que los demás afirman, entonces nada mejor que usar lo obvio”. Con eso quiere indicar el hecho de que personas distintas sustentas distintos puntos de vista que sólo pueden ser armonizados mediante aquello que es obvio para todas las partes porque se destaca con claridad.

Jullien (1997, pág.150) contrapone míng a 幽 yöu: “Oscuro, oscurecido; tenebroso, sombrío; secreto, sutil, misterioso”, y los traduce, respectivamente, como patente y latente.

Teniendo que decidir entre posiciones alternativas, esta agudeza del sabio no significa que, al usar lo obvio, se limite a una especie de máximo común denominador que pueda sugerir una disminución [“lo máximo que podemos decir es…”]. En realidad, el sabio construye a partir de un mínimo común múltiplo que conlleva un sentido de aumento [“a partir del mínimo en el que estamos de acuerdo, podemos, entonces, extrapolar a…”].

PALABRAS CLAVE

AGUDEZA [Ver Ames y Hall, 2003, p.39]:
Calidad de agudo; agudeza de percepción; perspicacia, finura intensidad, vehemencia”.
Sentido común [Ver Ames y Hall, 2003, pág. 99]:
Aplicación correcta de la razón para juzgar o razonar en cada caso particular de la vida; capacidad de juzgar y resolver problemas de acuerdo al sentido común [= Conjunto de opiniones y formas de sentir que, al ser impuestos por la tradición a individuos de una época, lugar o grupo social determinado, son generalmente aceptadas de manera acrítica como verdades y comportamientos propios de la naturaleza humana]”.
Percepción:
agudeza, astucia, discernimiento, inteligencia, penetración, perspicacia, claridad, ingenio, sutileza, lucidez, ingenio, viveza, filo, tacto, vivacidad.
CLARIDAD:
Calidad de lo que es claro o inteligible; claridad, nitidez, transparencia; cualidad de la vista que percibe y distingue bien las cosas”.
Evidente:
claro, explícito, manifiesto, patente, visible; incontestable, axiomático, indiscutible, innegable, irrefutable; notorio, patente, probado.
Esclarecido:
Claro, iluminado; dilucidado, explicado, desvelado; dotado de ilustración, saber, cultura; noble, ilustre, preclaro”.
Lúcido:
Que luce; resplandeciente brillante, luminoso transparente, claro, diáfano; claro, conciso, preciso; que tiene claridad y agudeza de inteligencia: que demuestra uso de razón”.
Manifestar:
Hacer manifiesto, público, notorio; divulgar, declarar; dar signos de, presentar, revelar, expresar, hacer patente; declarar, mostrar, revelar; darse a conocer; revelarse, mostrarse; hacerse notar, expresarse”.
OBVIO:
“Que está delante de los ojos; que salta a la vista; manifiesto, claro, patente; axiomático, evidente, incontestable; que es comprendido o percibido por la intuición; intuitivo”.
Patente:
abierto, franco, accesible; claro, evidente, manifiesto.

Utilización

H034PIm // H061PIm // H10Exp, H103PIm // H18Exp // H14Exp, H144PIm // H15Exp // H174 // H21Exp, H21Img, H216Pim // H22Exp, H22Img // H30Exp, H30Img // H35Exp, H35Img // H36Nome // H38Exp // H434Pim // H471Pim // H483 // H49Exp, H49Img // H50Exp // H52Exp // H55Exp, H554Pim // H56Exp, H56Img

Discriminar, discernir: 辨 biàn

辨 [160-09; W102H]: representa a dos criminales acusándose uno al otro, separados drásticamente por una faca 刀. Significa: “Conseguir, cumplir, ejecutar; vencer, superar a; distinguir; diferenciar, especialmente a través de la palabra; discernir, discriminar, conocer, entender. [Por extensión: dividir]”.

La imagen proporcionada por el carácter recuerda a la actitud del Rey Salomón ante las dos mujeres que discutían la maternidad de un bebé: amenazó con partirlo al medio para dar fin a la discusión, sabiendo muy bien que esta amenaza le permitiría distinguir a la madre verdadera de la falsa.

Esta palabra pasa a tener un significado filosófico en China a partir de Mozi (479? – 381? A.C.). Él mismo consideraba que la capacidad de distinguir entre lo cierto y lo errado, lo favorable y lo desfavorable, lo útil y lo nocivo, era una de las características básicas que permitía identificar a un sabio.

PALABRAS CLAVE

DISCRIMINAR:
“Percibir diferencias; distinguir, discernir; poner aparte en función de algún criterio; especificar, clasificar, enumerar”.
Discernir:
“Saber claramente, percibir con claridad por cualquiera de los sentidos; apreciar, distinguir; discriminar, establecer diferencia; separar, hacer apreciación; juzgar, decidir”. Demarcar, diferenciar, extremar, separar.

Utilización

H10Img // H13Img // H144Pim // H232 // H64Img

NOTAS

  1. ♫ “Quem sabe faz a hora, não espera acontecer” ♫.
  2. Utilizaremos la siguiente convención: los textos básicos del Yi Jing (Juicios y líneas) aparecerán en negrita; los anexos canónicos serán identificados como Exp = Explicación de los Hexagramas; Img = Imagen; Pim = Pequeña Imagen de cada línea; Com = comentarios de los hexagramas H01 y H02.
  3. Las más importantes de las cuales son las de yin y yang.
  4. Analogía: “Punto de semejanza entre cosas diferentes, semejanza, similitud, parecido; Filos.: semejanza de función entre dos elementos dentro de sus respectivas totalidades”.